Saltar al contenido

Brazo de Gitano

Brazo de Gitano de Chocolate Blanco

El brazo de gitano es un postre muy presente en la gastronomía española, y también con mucha historia porque hay varias leyendas, no confirmadas, que hacen referencia a los orígenes de este delicioso bizcocho.

Una de las versiones más populares es la que cuenta que en torno al siglo XIX los llamados artesanos caldereros (oficio de mantenimiento de calderas) de etnia gitana en su mayoría, se pasaban por las pastelerías para ofrecer sus servicios, y una vez terminado el trabajo, recibían un dinero y además algún trozo de pastel sobrante del día. Estos trozos eran enrollados previamente por los pasteleros para que los caldereros pudieran llevárselos debajo del brazo, por lo que se extendió un dicho “qué bien queda el pastel en el brazo del gitano”. Este dicho se hizo popular, por lo que se cree que los bizcochos enrollados pasaron a llamarse brazo de gitano.

Lo cierto es que este delicioso bizcocho se presta a muchas preparaciones dulces, incluso saladas, y aunque parezca que enrollar la plancha sobre sí misma después de rellenarla puede resultar difícil para los no iniciados, en realidad no lo es, y hacer un brazo de gitano puede estar al alcance de cualquier cocinillas, y hay múltiples formas de preparar tanto el bizcocho como los rellenos. Hoy elaboramos un brazo de gitano a base de chocolate blanco.

Ingredientes para 4 personas

Para el bizcocho:

  • 3 huevos
  • 100 gr de harina
  • 100 gr de azúcar
  • 1 cucharada sopera rasa de mantequilla

Para el relleno:

  • 1 tableta de chocolate blanco
  • 250 gr de nata para montar
  • 100 gr de azúcar
  • 1 cucharada sopera rasa de mantequilla

Cómo hacer un brazo gitano de Chocolate Blanco

Masa o bizcocho del brazo de gitano de chocolate blanco

  1. Separamos las yemas de las claras, y mezclamos con el azúcar. Añadimos después la harina y mezclamos bien
  2. Montamos las claras a punto de nieve, y con mucho cuidado, las añadimos a la mezcla anterior. Reservamos
  3. Forramos una placa de horno con papel vegetal de horno, y lo untamos con un poco de mantequilla. Vertemos la mezcla con cuidado
  4. Precalentamos el horno a 160º y lo mantenemos a esta temperatura durante unos 10 minutos
  5. Introducimos la bandeja de horno con la mezcla, y lo dejamos hornear a 160º o 180º (calor arriba y abajo) durante unos 10-12 minutos, mirando de vez en cuando si la mezcla ha quedado dorada, lo que significará que el bizcocho está en su punto.
  6. Lo desmoldamos sobre un paño de cocina húmedo con mucho cuidado, y retiramos el papel vegetal
  7. Extendemos el relleno que hemos hecho previamente, dejando una tira sin nada para que no se salga cuando enrollemos, y volvemos a enrollar con  mucho cuidado y con la ayuda del trapo
  8. Cubrimos con el resto del relleno y mantenemos a temperatura ambiente hasta que se enfríe. Cuando esté frío, introducimos en la nevera y dejamos enfriar durante unas horas. Listo para cortar y servir.

Relleno del Brazo de gitano de Chocolate Blanco

  1. En una cazuela vamos fundiendo el chocolate blanco, junto con 2 ó 3 cucharadas soperas de agua, a fuego muy lento y removiendo bien para que no se pegue la mezcla
  2. Añadimos el azúcar y la mantequilla y mezclamos bien sin dejar de remover
  3. Cuando la mezcla esté tibia, incorporamos la nata y seguimos removiendo. Dejamos reposar la masa, para hacer nuestro relleno.

Más información del Brazo de Gitano de Chocolate Blanco

La tarea más difícil para elaborar el brazo de gitano consiste en enrollar y desenrollar el bizcocho sin que se quiebre. Lo mejor es cubrir la masa con un paño húmedo cuando salga del horno y esperar a que ésta se enfríe. Así el bizcocho se mantendrá flexible y estará listo para enrollar.

Una vez que se ha rellenado y se ha vuelto a enrollar, además de cubrirlo con chocolate blanco, queda perfecto si añadimos alguna fruta escarchada, o espolvoreamos con azúcar glas. Parecerá que lo hemos comprado en una pastelería.

El brazo de gitano tiene muchos nombres en el resto del mundo. En Argentina se conoce a este postre como “arrollado o pionono”; en Chile como “brazo de reina”; en Filipinas como “brazo de Mercedes”; en los países anglosajones como “swiss roll” y en Méjico como “niño envuelto”.