Saltar al contenido

Brazo de Gitano

Brazo de Gitano de Chocolate con Crema Pastelera

Los brazos de gitano son un clásico que siempre triunfa porque este pastel, en sus diferentes elaboraciones, resulta muy vistoso, se pueden elaborar de muchos tamaños para conseguir muchas raciones si tenemos una fiesta o celebración, y es un dulce que suele gustar a todo el mundo.

Además, se presta a todas las preparaciones que podamos idear, incluso podemos crear nuestro propio brazo de gitano, tanto dulce como salado. Aquí preparamos el brazo de gitano de chocolate con crema pastelera.

Ingredientes (4 personas)

Para el bizcocho:

  • 4 huevos
  • 150 gr de azúcar
  • 100 gr de harina con levadura
  • 50 gr de cacao en polvo sin azúcar

Para la crema pastelera:

  • 500 ml de leche
  • 50 gr de harina de maíz
  • 3 yemas de huevo
  • 1 cáscara de limón o de naranja
  • 50 gr de mantequilla

Para el almíbar (opcional):

  • 100 gr de azúcar
  • 100 ml de agua
  • 1 chupito de ron

Cómo hacer un brazo gitano de chocolate y crema pastelera

Para el almíbar:

  1. Ponemos en un cazo el azúcar y el agua, dejamos hervir y que espese un poco
  2. Retiramos del fuego, añadimos el ron, removemos un poco para mezclarlo todo bien y reservamos

Para la crema pastelera:

  1. Ponemos en una cazuela los 500 ml de leche, la piel de limón y la mantequilla, dejamos al fuego hasta que comience a hervir.
  2. Mientras tanto, y en otra cazuela, batimos las yemas con el azúcar, añadimos la harina de maíz y lo mezclamos todo a conciencia.
  3. Sacamos la corteza de limón de la leche y vamos añadiendo la leche poco a poco a la mezcla de la otra cazuela.
  4. Removemos toda la mezcla con unas varillas hasta integrar toda la leche, ponemos a fuego lento, y removeos hasta que la mezcla espese.
  5. Retiramos del fuego, volcamos en un recipiente, cubrimos con film transparente en contacto directo con la crema para que no se nos haga costra en la superficie, y dejamos enfriar bien en la nevera. Ya tenemos nuestra crema pastelera.

Para el bizcocho:

  1. Precalentamos el horno a 180ºC.
  2. Mientras se calienta, separamos las claras de las yemas, las batimos, junto con el azúcar a punto de nieve, e incorporamos con cuidado las yemas y seguimos batiendo hasta que la mezcla quede bien uniforme.
  3. En otro recipiente mezclamos el cacao y la harina, pasamos la mezcla por un tamiz, y la incorporamos la mezcla de los huevos, removiendo con una espátula, hasta integrar todos los ingredientes.
  4. Volcamos en la bandeja del horno previamente forrada con papel de hornear.
  5. Alisamos la masa con una cuchara, que nos quede un grosor como de 1 cm., de alto.
  6. Metemos en el horno 10 minutos a 180ºC, una vez hecho sacamos y volcamos con cuidado en un paño húmedo, enrollando, desenrollando, y dejamos enfriar sobre el paño.
  7. Una vez frío el bizcocho, lo pasamos a un recipiente y emborrachamos con el almíbar.
  8. Después,  vamos incorporando la crema pastelera, extendiendo bien, y dejando una tira libre para que no se salga la crema. Enrollamos con la ayuda del paño, y dejamos el brazo de gitano en un recipiente en la nevera.
  9. Cuando se enfríe, lo ponemos sobre una rejilla y hacemos la cobertura de chocolate.
  10. En un cazo al baño maría ponemos el chocolate troceado, la mantequilla y la leche y vamos removiendo hasta que la mezcla esté uniforme.
  11. Cubrimos el brazo de gitano con el chocolate con la ayuda de una brocha o una cuchara ponemos en la nevera hasta que se solidifique la cobertura. Sacamos y ponemos en la bandeja de servir. Ya está listo para disfrutar de un buen postre o merienda

Trucos y consejos para hacer el brazo de gitano perfecto

  • Como sucede con otros muchos bizcochos, es preferible emborracharlo, o lo que es lo mismo, humedecerlo con un licor o un almíbar  para aromatizarlo y que resulte más esponjoso, aunque este paso es opcional.
  • Si se usa harina, la crema pastelera sobrante puede congelarse. Si lo que usamos es almidón de maíz (muy extendido) la crema no se podrá congelar, porque al descongelarse quedará cortada y muy aguada, no se podrá volver a reutilizar
  • No dejar en el horno cuando acabe el tiempo programado porque el bizcocho se seca mucho.
  • Es importante no echar demasiado azúcar en la mezcla, porque puede pegarse al  papel de horno y no podremos desmoldar. Por si acaso, untar con un poco de mantequilla el papel de horno.