Saltar al contenido

Brazo de Gitano

Brazo Gitano de Fresas y Nata

El brazo de gitano con fresas y nata es una variante más de este delicioso pastel, aunque según muchos cocinillas es más fácil de hacer que otras versiones que llevan chocolate fundido. Además, el acabado final queda muy vistoso. El bizcocho que se utiliza es el básico, llamado también soletilla, y se puede “emborrachar” con algo de almíbar a base de licor y azúcar para hacerlo más esponjoso.

En el brazo de gitano con fresas y nata es recomendable utilizar la fruta de temporada, fresas y fresones que están en su mejor momento entre febrero y mayo, aunque hay ocasiones en que también están deliciosas en el mes de enero. Si no encontráramos fresas o fresones fuera de esta temporada, se puede elaborar el brazo de gitano con mermelada de fresa.

Ingredientes (4 personas)

Para el bizcocho:

  • 3 huevos
  • 90 gr de azúcar
  • 90 gr de harina
  • Medio sobre de levadura

Para el relleno:

  • 400 ml de nata para montar
  • 1 cucharada de azúcar (el azúcar con aroma de vainilla le va muy bien)
  • Fresas (calcular una por persona y unas 4 para adornar)

Cómo hacer un brazo gitano de fresas y nata

Preparación del bizcocho:

  • Batimos los huevos con la ayuda de una batidora, incorporando el azúcar poco a poco, hasta conseguir una mezcla espumosa.
  • Pasamos la mezcla a un bol, y añadimos la harina y la levadura poco a poco, removiendo con una espátula y movimientos envolventes hasta que todo quede bien integrado.
  • Echamos la mezcla en la bandeja del horno sobre papel vegetal y la extendemos  bien, que quede una altura de medio centímetro.
  • Introducimos en el horno, precalentado previamente, a 180º durante 8 ó 10 minutos
  • Desmoldamos sobre un paño húmedo, enrollamos y desenrollamos, dejándolo enfriar

Elaboración del relleno:

  • Montamos la nata junto con el azúcar al gusto, y cuando el brazo esté frío, lo rellenamos con la nata y las presas que tendremos limpias y en cortadas en rodajas, y volvemos a enrollar
  • Decoramos con un sirope de fresa, y unas cuantas fresas cortadas en rodajas para adornar
  • Metemos en la nevera y consumimos frío. ¡Delicioso y muy sano!